14/2/09

El vaiven del sueño.


Palau de la música.


Nos crea un maravilloso pasado, nos instalan en otro país, nos pone en las hondas de un viento perenne.
Es un sofocante siroco, o un tifón en la china, una brisa moderadora sobre un vergel. Un soplo de otoño.
Caen las hojas amarillas de árbol, cae el amor, el odio, el humo del vivir lentamente.
En giros pausados la hoja del álamo cae; cae la hoja de la amistad y el rencor, la hoja de la indiferencia.

Y mientras todo cae sobre la tierra, hay sonidos puros de anochecer y de amanecer y allí somos inocentes, pomos de suavidad y esencias para poder mirar por algún agujero el campo infinito, donde soplan espirituales las brisas indolentes de mayo y los serenos vientos de agosto.
Es la música: oídla.

Carlos bousoño. Poeta.

5 comentarios:

Grisselda Serrano dijo...

Que bien escribes...caida libre de palabras que suenan a armonía.

Saludos,

Grisselda
http://grissvinet.blogspot.com/

BRILLI-BRILLI dijo...

Que preciosidad de post,y de canción..besos

Rafa dijo...

O es simplemente un tranlará que te acompaña... Brillante.

adagio dijo...

LYS: Bousoño....muy buena elección.
aprovecho desde aquí para saludar a todos los que dejáis comentarios...y hacéis que este lugar, permanezca vivo. No puedo dedicarle el tiempo que quisiera y escribir algo más que un simple "corta y pega", pero la reflexión, y expresar est reflexión necesita de lo que a duras penas consigo, tiempo de sosiego.No obstante, mis "corta y pega" me dan un respiro de expresión....

gracias a todos

Grisselda Serrano dijo...

Gracias por tu visita Lys. Gracias también por el espacio hermoso que tienes en la blogfera.

Que tengas un bonito día.

Saludos,

Grisselda