1/2/09

Una de las grandes



Había que ha verla visto, con su vestido blanco y largo como un sudario y una rosa blanca prendida en el pelo, hablar, cantar, hablar.

Su rostro luminoso. Oscuro y luminoso. Cantaba: “ No expliques nada, el fuego no se explica”
Y sus ojos eran negros como el carbón. Unos ojos solitarios, exploradores, sin salida.
Las palabras se arrancaban de su corazón y se posaban en su boca mientras sus dientes enfriaban el fuego y refrescaban la llama, y así salían al mundo: fuego congelado salia de la garganta de la cantante de Jazz y Blues más grande del mundo.

Sí, me habría gustado verla.

4 comentarios:

BRILLI-BRILLI dijo...

Creo que nunca en la vida va a pasar una gran voz como la de esta mujer.
Besos

lys dijo...

A mi me encanta. Me alegro de que te guste.

Un abrazo

Anónimo dijo...

sabes que, gracias a tus comentarios me animas a escribir?? muchas gracias por tus palabras amable y espero que me sigas leyendo, poruqe yo lo haré contigo...¡¡¡ grande Billie Holiday!!!

X cierto soy Atanké...antes Pelops ;)

J. Úbeda dijo...

A mí también me hubiera gustado verla. Es cierto, el fuego no se explica: se mira...