3/4/09

Crepuscúlo, fragmento.


¿Dónde venció el silencio a la intolerancia?
¿Quién impuso a quién la resignación de la apatía?
Cambiamos la armonía por la indiferencia,
los ríos desbocados en cuerpos resecos.
El infierno rodea el perdón y el lamento.
No recuerdo cuando los besos empezaron a dudar,
ni cuando las lenguas a enmudecer,
ni donde el deseo a especular.


¿Cuál es el sentido de este eterno crepúsculo?
¿Quién tiene más amor?
Dime, ¿quién crees tú que debe renacer
de entre los despojos, y aprender de nuevo a amar?.

Poesía de Antonio Ruiz Bonilla.
Poemas de amor inmisericordes

4 comentarios:

Zerep Nauj dijo...

EN TODOS LOS ASPECTOS HAY QUE DECIR LO QUE UNO SIENTE Y ANTES DE ACTUAR, PENSAR EN LO QUE VAS HACER Ó DECIR. UN BESO, MI AMIGA.

adagio dijo...

Me recuerda aquella canción de:quién puso más que incline la balanza.creo que era de Victor Manuel...Han pasado muchos años ya.Y he llegado a la conclusión de que nadi pone más o menos.Es muy subjetivo.Estoy convencida que todo el mundo piensa que actua correctamente , con total entrega. La diferencia es que para unos un pequeño paso es una montaña, y para otros, una montaña es un pequeño paso...

precioso poema...

saludo

lysilla

Gabriel dijo...

¡Hermosas palabras! Siempre uno debe darse la posibilidad de intentar creer nuevamente en el amor. Abrazos!

Maria Sol dijo...

Hay! es muy hermoso eso u.u
Me gusto tu blog Es hermoso el relato de la estrella! me encanta!! hay! Muy realista.
Bueno me despido! me gustaria seguir leyendo pero debo irme! Igual aqui tienes otra seguidora